Contenido del curso
UNIDAD 6. LA EXPRESIÓN FEMENINA
Literatura Mexicana e Iberoamericana
Acerca de las clases

Fecha: 

Tema: selección y lectura de alguna de las obras narrativas 5.

Subtema: Rayuela.

Propósito: analizar contexto, autor y texto.

Actividad 1. Contexto.

 

Julio Cortázar, nacido en Bruselas en 1914 y fallecido en París en 1984, fue un destacado escritor argentino y una figura clave en el «boom» de la literatura hispanoamericana en la década de 1960. Su nacimiento coincidió con el inicio de la Primera Guerra Mundial, ya que sus padres, asignados a la embajada argentina en Bélgica, permanecieron más tiempo del previsto en Europa. A los cuatro años, se trasladó con su familia a Argentina, estableciéndose en el suburbio bonaerense de Banfield.

Después de completar sus estudios primarios, Cortázar se formó como maestro rural durante cinco años y más tarde se trasladó a Buenos Aires. En 1951, viajó a París con una beca, donde, tras concluir sus estudios, su trabajo como traductor para la UNESCO le permitió establecerse definitivamente en la capital francesa. Antes de este período, ya había publicado en Buenos Aires bajo el seudónimo de «Julio Denis», presentando su poemario «Presencia», el poema dramático «Los reyes», y la primera serie de relatos breves titulada «Bestiario», en la que se notaba la influencia de Jorge Luis Borges.

Durante la década de 1960, Julio Cortázar se convirtió en una figura destacada del «boom» literario hispanoamericano, alcanzando reconocimiento internacional junto a otros grandes escritores de la época. A diferencia de Borges, Cortázar fusionó su sensibilidad artística con preocupaciones sociales, identificándose con las clases marginadas y respaldando movimientos de izquierda. Su viaje a Cuba en 1962 fue transformador, marcando un cambio radical en su actitud: el introvertido intelectual se convirtió en un activista político.

Comprometido con causas sociales y políticas, Cortázar viajó a Chile en 1970 para asistir a la toma de posesión de Salvador Allende y, posteriormente, a Nicaragua para respaldar al movimiento sandinista. Participó activamente en la defensa de los derechos humanos y fue miembro destacado del Tribunal Russell. Además de su obra literaria, escribió artículos y libros comprometidos, como «Dossier Chile: el libro negro» sobre los excesos del régimen de Pinochet, y «Nicaragua, tan violentamente dulce», un testimonio de la lucha sandinista.

Tres años antes de su muerte, Cortázar adoptó la nacionalidad francesa sin renunciar a la argentina. Falleció en París en febrero de 1984, poco después de enviudar de su segunda esposa, Carol Dunlop.

 

En la escritura de Cortázar, conceptos como el instinto, el azar, el disfrute de los sentidos, el humor y el juego se fusionan con la identidad misma de la escritura. Esta última se presenta como la expresión del existir en el mundo. Las rupturas en los órdenes cronológico y espacial rompen con la perspectiva convencional del lector, proponiendo diversas formas de participación y convirtiendo el acto de la lectura en la clave para completar el universo narrativo. Estas propuestas encuentran su expresión más destacada en las novelas, especialmente en «Rayuela», considerada una obra fundamental en la literatura de lengua castellana, y en sus relatos breves. A pesar de su estilo original y su maestría narrativa, Cortázar se mantiene más próximo a las convenciones del género en estos relatos.

Entre numerosos cuentos, destacan obras como «Casa tomada» y «Las babas del diablo», ambas adaptadas al cine, así como «El perseguidor», donde el protagonista evoca la figura del saxofonista negro Charlie Parker. En conjunto, la obra de Cortázar invita al lector a salir de lo convencional, ofreciendo diversas perspectivas de participación y convirtiendo el acto de la lectura en una herramienta esencial para completar la riqueza narrativa propuesta.

 

Sin embargo, es especialmente fuera del ámbito de los relatos breves donde se encuentra la marca revolucionaria e inigualable que Julio Cortázar dejó en la literatura en español, desde su primera novela («Los premios», 1960) hasta su emotiva despedida literaria en «Nicaragua, tan violentamente dulce» (1984). El punto culminante de esta propuesta innovadora, que desafiaba las convenciones genéricas, fue la creación de «Rayuela» en 1963.

 

Con Horacio Oliveira como alter ego de Cortázar, «Rayuela» relata la travesía de un intelectual argentino primero en París (primera parte) y luego en Argentina (segunda parte). En la tercera parte, adoptando la forma de misceláneas, se incorporan anotaciones, recortes periodísticos, poemas y citas que el lector puede intercalar en la lectura de las dos primeras partes, siguiendo uno de los dos recorridos sugeridos por el autor.

 

Responda a las siguientes preguntas sobre el autor.

 

a) ¿Cuándo nació y murió?

b) ¿Quién fue?

c) ¿De qué trata Rayuela?

d) ¿En qué trabajó?

e) Mencione algunas de sus obras.

f) ¿Cuál es su enfoque recurrente?

Actividad 2. Mapa mental. 

Actividad 3. Frases destacadas.

 

a)

“Andábamos sin buscarnos, pero sabiendo que andábamos para encontrarnos”.

 

b)

“Cada vez iré sintiendo menos y recordando más, pero qué es el recuerdo sino el idioma de los sentimientos, un diccionario de caras y días y perfumes que vuelven como los verbos y los adjetivos en el discurso”.

 

c)

“Como no sabías disimular me di cuenta en seguida de que para verte como yo quería era necesario empezar por cerrar los ojos”.

 

d)

“Pobre amor el que de pensamiento se alimenta”.

Actividad 4. Conceptos clave.

a) Saltos narrativos: diversidad de caminos para explorar.

b) Lector activo: involucramiento del lector en interpretaciones.

c) Fragmentación: descomposición y reorganización de la realidad.

d) Desafío: ruptura de convenciones literarias.

e) Exploración: indagación profunda sobre la identidad.

 

 

error: Content is protected !!