Contenido del curso
UNIDAD 6. LA EXPRESIÓN FEMENINA
Literatura Mexicana e Iberoamericana
Acerca de las clases

Fecha: 

Tema: selección y lectura de alguna de las obras narrativas 2.

Subtema: La región más transparente.

Propósito: analizar el texto del autor.

Actividad 1. Contexto.

 

Carlos Fuentes, un renombrado escritor y ensayista mexicano nacido en Ciudad de Panamá en 1928 y fallecido en México en 2012, se destacó como una figura clave en la historia literaria de su país. Reconocido en el boom de la novela hispanoamericana de los años 60, su narrativa se centró en elementos experimentales inspirados en James Joyce y William Faulkner, utilizando recursos como la pluralidad de puntos de vista, la fragmentación cronológica, las elipsis y el monólogo interior. Fuentes exhibió un estilo audaz y novedoso que demostraba su dominio de la prosa literaria refinada y su profundo conocimiento de los distintos registros del lenguaje cotidiano.

Temáticamente, su obra exploró la historia y la identidad mexicana. Enfocándose en las consecuencias sociales y morales de la Revolución de 1910 y criticando la burguesía, su trabajo se sumergió en el inconsciente personal y colectivo, explorando el complejo mundo del mestizaje cultural desde la conquista española.

Carlos Fuentes, hijo de un diplomático, disfrutó de una infancia cosmopolita y creció inmerso en un entorno intelectualmente estimulante. Obtuvo su licenciatura en leyes en la Universidad Nacional Autónoma de México y se doctoró en el Instituto de Estudios Internacionales de Ginebra, Suiza. A lo largo de su vida, viajó constantemente y vivió en el extranjero, pero siempre mantuvo una conexión profunda con la cultura mexicana. Durante los años sesenta, participó activamente en publicaciones literarias y cofundó la Revista Mexicana de Literatura junto a Emmanuel Carballo, brindando un espacio para jóvenes escritores.

Además de su labor como escritor, Fuentes incursionó en la docencia en varias universidades tanto en México como en el extranjero, así como en la diplomacia. También se dedicó al ensayo, el teatro y la escritura de guiones cinematográficos. Recopiló algunos de sus ensayos sobre literatura en libros como «La nueva novela hispanoamericana» (1969) y «Cervantes o la crítica de la lectura» (1976).

Su carrera literaria comenzó a los veintiséis años con el volumen de cuentos «Los días enmascarados» (1954), que recibió elogios tanto de la crítica como del público. En este trabajo ya se vislumbraban sus preocupaciones recurrentes: la exploración del pasado prehispánico, los límites entre realidad y ficción, y la representación de una generación confrontada con valores sociales y morales en decadencia.

Su éxito se consolidó con dos novelas, «La región más transparente» (1958) y «La muerte de Artemio Cruz» (1962), que abordaban críticamente los cincuenta años de la «revolución» mexicana. Ambas obras empleaban técnicas experimentales (simultaneísmo, fragmentación, monólogo interior) para plasmar una visión compleja del mundo a través de la vida urbana y rural, respectivamente.

Su obra se destaca como un referente crucial para comprender su país, gracias a una inteligencia que observa con atención las preocupaciones contemporáneas, un profundo entendimiento de la psicología del mexicano y una cultura de alcance global. Sus logros han sido reconocidos con importantes premios: el Premio Cervantes en 1987, el Premio Príncipe de Asturias de las Letras en 1994 y la Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica en 2008.

La región más transparente

La novela «La región más transparente» (1958) de Carlos Fuentes, evidencia las promesas de originalidad y fuerza que ya se vislumbraban en su obra anterior, «Los días enmascarados». Este dinámico fresco literario ofrece un retrato vibrante del México de esa época, entrelazando en un flujo de voces los pensamientos, anhelos y vicios de diversas capas sociales. Representó un quiebre en la narrativa mexicana, alejándose del discurso costumbrista y la crónica revolucionaria oficialista, consolidando así el vasto conocimiento cultural, el enfoque crítico y la maestría como escritor de Fuentes, lo que lo convertiría rápidamente en un destacado autor latinoamericano de proyección internacional.

Al igual que John Dos Passos en «Manhattan Transfer» y Alfred Döblin en «Berlin Alexanderplatz», Fuentes teje un gran mosaico de la Ciudad de México en «La región más transparente», presentando un retrato fragmentado pero gigantesco de sus diferentes estratos sociales a través de un grupo diverso de alrededor de cien personajes, convirtiendo a la ciudad misma en el verdadero protagonista, como lo indica el título, inspirado en una frase de Alexander von Humboldt sobre el valle de México.

La obra se propone diseccionar y criticar la sociedad mexicana, desde los desposeídos hasta los nuevos burgueses carentes de inquietudes culturales, proporcionando una visión panorámica que abarca desde los años previos a la Revolución hasta el presente, con saltos temporales y una distribución irregular de los personajes que, a pesar de la aparente desorganización, mantienen un hilo narrativo coherente, evidenciando la meticulosa estructura del autor.

El inicio de la novela, con el personaje de Ixca Cienfuegos, establece un tono poético que dignifica la amargura y la resignación frente al destino de los mexicanos. El uso repetitivo de frases como «qué le vamos a hacer» refuerza el fatalismo que permea la mentalidad de estos personajes marginados, estableciendo vínculos discursivos entre ellos.

La estructura circular de la novela, desde las palabras iniciales de Ixca Cienfuegos hasta la frase final que retoma el título, se entrelaza con la repetición y la muerte de varios personajes, creando un simbolismo significativo. Además, se destaca el tema del sacrificio ritual, como el de la Revolución, que parece haber olvidado sus ideales, sacrificando siempre a los mismos y manteniendo el status quo.

En ausencia de valores, los personajes se convierten en meros espectadores de un escenario vacío; los pobres están condenados a permanecer en la región más transparente del aire, atrapados en la miseria, sin futuro, excluidos de la historia y sin identidad propia.

 

La muerte de Artemio Cruz
La crítica al fracaso de la Revolución es un tema central en varias obras de Carlos Fuentes, especialmente en «La muerte de Artemio Cruz» (1962), una de las grandes novelas de la literatura mexicana. En este libro, el protagonista es un antiguo militar de la Revolución de 1910, en sus últimos momentos de vida, cuyo flujo de pensamientos fragmentados es capturado con una prosa compleja que detiene temporalmente el curso de la narrativa, explorando además el significado de la naturaleza humana. Fuentes emplea la técnica del monólogo interior de manera magistral, influenciado notablemente por James Joyce, quien dejó una profunda impresión en él. En esta obra, Fuentes supera al maestro en la complejidad y posiblemente en la riqueza del manejo del monólogo interior como elemento narrativo fundamental.

Responda a las siguientes preguntas sobre el contexto del autor.

 

a) ¿Cuándo nació y murió?

b) ¿Quién fue?

c) ¿Qué premios ganó?

d) ¿Cuáles serían los conceptos clave para comprender La región más transparente?

e) ¿Cómo se puede comprender La muerte de Artemio Cruz?

f) ¿Cuál es su enfoque recurrente?

 

Actividad 2. Mapa mental.

Actividad 3. Citas destacadas.

 

a)

“Aquí caímos. Qué le vamos a hacer. Aguantarnos, mano.  A ver si algún día mis dedos tocan los tuyos… Tuna incandescente. Águila sin alas, Serpiente de estrellas, Aquí nos tocó. Qué le vamos a hacer. En la región más transparente del aire”.

 

b)

“Carrera en busca del tiempo perdido. Solo México es el mundo radicalmente ajeno a Europa que debe aceptar la penetración total de Europa y decir las palabras y las formas de la vida, de la fe, europeas, aunque la sustancia de su vida y su fe sean de signo diverso. Más que muerte- hecho natural, aceptable- asesinato, tortura brutal, cercenación de las formas que correspondían a la sustancia. Todo, desde entonces, es la búsqueda cerrada, ciega, marginal, del punto de encuentro entre lo que realmente somos y las formas que han de expresar una sustancia, en sí muda”.

 

c)

“Puede ser que el juego, el artificio, a base de reiteraciones, llegue a ser lo auténtico, y que la personalidad original se pierda para siempre, atrofiada por la ausencia de función. No sé. Lo cierto es que, llevado por esta dialéctica personal, yo ya no sé cuál es mi verdadera máscara”.

 

d)

“Cienfuegos era, en sus ojos de águila pétrea y serpiente de aire, la ciudad, sus voces, recuerdos, rumores, presentimientos, la ciudad vasta y anónima… Era los nombres y los sabores y las carnes regadas a lo largo del gran valle hundido, pesado, sin equilibrio, y era todas las losas de las tumbas y las voces… Y era, por fin, su propia voz, la voz del Ixca Cienfuegos”…

 

Actividad 4. Conceptos clave.

a) Mosaico urbano: retrato multifacético y complejo de la Ciudad de México.

b) Crítica social: desencanto por la falta de identidad nacional. 

c) Estructura experimental: saltos temporales y la disposición irregular de los capítulos así como la urbanidad.

d) Circularidad: ciclo constante y repetitivo en la historia y la vida de los personajes. 

e) Resignación: en marginados y desfavorecidos socialmente.

 

 

error: Content is protected !!